Bruja de Endor

Bruja de Endor

En la Biblia hebrea, la Bruja de Endor, o Pitonisa de Endor (un pueblo cananeo probablemente situado en el monte Moresh), como se menciona en el primer libro de Samuel, capítulo 28:3-25, es una mujer nigromántica «que posee un talismán», con el que llama al profeta Samuel, recientemente fallecido, a petición de Saúl, rey de Israel. Se la ha comparado con una médium.

Bruja de Endor

Según la Biblia :

Saúl es abandonado por Dios. Está al final de su reinado y sólo quiere a David muerto. David ha unido fuerzas con los filisteos y Saúl quiere saber las intenciones de Dios.

El rey sabe que Dios ha prohibido la brujería y castiga con la muerte a todos los que la practican. Durante la vida del profeta Samuel, Saúl incluso hizo ejecutar a todos los hechiceros y nigromantes.

Los filisteos han reunido sus fuerzas y están acampados en Sunem. Saúl ha posicionado su ejército en Gelboe. El rey se aterroriza al ver las tropas enemigas y apela a Dios, pero no recibe respuesta de los tradicionales oráculos, sueños, profetas y Urim y Tumim.

A continuación, pide reunirse con una mujer «que tiene un talismán» que le permitiría relacionarse con los muertos.

Le dicen que una bruja vive en la aldea de Endor, y decide ir allí, disfrazado y de noche, acompañado de dos sirvientes, y pedirle a la mujer que llame por él a la persona a la que hará la señal.

La bruja, intuyendo una trampa, se niega inicialmente a obedecer, conociendo demasiado bien el destino reservado a sus congéneres por decisión real. Asegurada su inmunidad, llama entonces a Samuel a petición de Saúl.

Al ver a Samuel, grita y acusa al rey, al que reconoce inmediatamente, de haberla engañado. Saúl calma sus temores y le pregunta qué ha visto. Vio «dioses (elohim) que salían (pl.) de las entrañas de la tierra», «un anciano envuelto en un manto». Saúl se postra ante el fantasma que no ve.

Samuel se queja de haber sido molestado, pero Saúl alega la urgencia del peligro y su abandono por parte de Dios. Sin embargo, Samuel se niega a dar consejos, pero anuncia la inminente caída del rey y de su dinastía.

Saúl se desmaya ante este presagio y, en parte, por su cansancio físico debido a la falta de alimentos. La bruja trata de reconfortarle y le invita a compartir su hospitalidad. Ante las súplicas combinadas de la mujer y sus sirvientes, acepta, come y luego vuelve tranquilamente a su destino.

Perecerá al día siguiente en la batalla de Gelboe.

En el texto bíblico, la mujer permanece anónima, mientras que el Midrash rabínico sostiene que se llama Sofonías y que es la madre de Abner.

La profecía de la sombra de Samuel es en gran parte una repetición de las palabras de Samuel cuando estaba vivo, en 1 Samuel 15.

La única información nueva es la nueva profecía de que Saúl va a morir «mañana».

Y sin embargo, si los acontecimientos de los capítulos 1Sam.28-31 están en orden cronológico, Saúl no murió al día siguiente. Murió después de tres días más, para dar tiempo a que los movimientos de tropas de David llegaran a Siclag «al tercer día» 1 Sam.30:1. En este caso, la profecía, que fue añadida por la bruja, era de hecho falsa.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EL GRAN LIBRO DE LOS AMULETOS Y TALISMANES DE TODOS LOS SIGNOS ZODIACOS

[completamente GRATIS]
Tan solo indica tu email y dale al botón de DESCARGA
DESCARGA
Respectamos tu Privacidad
close-link