Artemidoro de Daldis

Artemidoro de Daldis

Artemidoro de Daldis o Artemidoro de Éfeso fue un escritor griego del siglo II e intérprete de sueños.

Su obra principal, la Onirocritica, condensa todos los conocimientos antiguos sobre la adivinación por los sueños y servirá durante siglos como obra de referencia sobre el tema.

También es autor de un tratado de adivinación según el vuelo de los pájaros (la Oiônoskopika) y de un tratado sobre la lectura de las líneas de la mano (la Kheiroskopika), que no está probado.

Artemidoro de Daldis

Además de practicar la onirocrítica, Artemidoro leyó todos los tratados antiguos y frecuentó a muchos adivinos, aprendiendo así a conocer los sueños que se cuentan aquí y allá.

Lejos de ser un charlatán, Artemidoro estaba convencido de que realizaba un trabajo útil y científico.

De hecho, la documentación de Artemidoro es impresionante e incluye nada menos que tres mil sueños. Su fe en el valor predictivo de los sueños es del mismo orden que la del primitivo hacia un ritual mágico, donde se ha demostrado que el fracaso en producir el efecto previsto no invalida la creencia, sino que se atribuye a un defecto en la ejecución del ritual. Esto es así en el caso de la oniromancia.

El sueño es, por definición, siempre verdadero. El hecho de que un sueño no se haga realidad como se esperaba no significa que la ciencia de la oniromancia sea inútil, sino que el intérprete de sueños no ha tenido en cuenta todos los elementos del sueño o los ha interpretado incorrectamente.

Como ejemplo, Artemidoro menciona el sueño del capitán del barco que, perdido en una tormenta, se preguntó en sueños si llegaría a Roma. La respuesta fue «ου», la palabra griega para «No».

Parecía una respuesta muy clara. Sin embargo, este valiente capitán había llegado a Roma, pero 470 días después.

¿Fue el sueño el culpable? No, explica Artemidoro, porque en la notación matemática utilizada en griego, la letra omicron vale 70 y la upsilon vale 400, para un total de 470: el sueño había predicho, pues, la verdad, porque no hay «ninguna diferencia entre decir el número en sí y decir el nombre de la letra que expresa el número».

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EL GRAN LIBRO DE LOS AMULETOS Y TALISMANES DE TODOS LOS SIGNOS ZODIACOS

[completamente GRATIS]
Tan solo indica tu email y dale al botón de DESCARGA
DESCARGA
Respectamos tu Privacidad
close-link