Los Gatos de las Brujas

Los gatos de las brujas

Desde la existencia de las brujas, el gato negro ha sido uno de los animales que más se asocian a estas criaturas, siendo de hecho uno de sus seguidores más fieles y no una parte de sus “conjuros” como lo son los sapos por ejemplo

Los gatos suelen ser considerados animales mágicos de mucho poder sobrenatural, con un sentido muy agudo para el espiritismo; no obstante, son los gatos negros aquellos que tiene relación con la mala suerte.

Estos a su vez están ligados a una relación con lo que es la hechicería y la brujería en general, pero ¿Por qué?

Los Gatos de las Brujas

Origen de los gatos en las brujas

El principio de la creencia de los gatos negros como compañeros de las brujas comienza por una antigua religión nórdica que nos hablaba de la diosa Freya, esta diosa era una poderosa bruja que traía Amor y belleza al mundo; sin embargo, Freya poseía una carroza que era movida por gatos.

Desde esta perspectiva se podría decir que es una creencia sana; sin embargo, el catolicismo consideraba todo acto religioso que no estuviera en su fe como pagano, a veces ligado a demonios y satan.

Desde entonces, la existencia de la brujería y de los gatos como acompañantes se toma directamente de la diosa Freya, siendo el Gato su animal acompañante, con poderes atribuidos a demonios y que de hecho se mantienen hasta la actualidad.

El Felino es un animal que en el esoterismo se considera mágico, este puede ver el mundo espiritual sin ningún tipo de problemas a diferencia de nosotros.

Además, algunos se comportan como guardianes recibiendo maleficios que son lanzados hacia nosotros, como fieles protectores de sus dueños.

El Gato negro Bombay como animal de mala suerte

Al gato negro se le atribuyen muchas costumbres malvadas, como por ejemplo, que sus pelos eran parte de las pócimas de las brujas, que estos podían lanzar maldiciones con la mirada y que sus ojos de serpiente eran los ojos del demonio,

El color de los gatos como símbolo de brujería también toma gran protagonismo por las condiciones en las que se encontraban las personas de la edad media.

Si bien los gatos son animales que puede limpiar su pelaje por sí mismo, la suciedad de la época mantenía a dichos animales mugrientos, esto sumado a la gran cantidad de gatos siameses negros y Bombay, trajo consigo que cualquier gato fuera negro e infundiera terror.

Lamentablemente, la creencia de que el gato negro era producto del mal, casi extingue a dicha raza de felinos en la edad media, no fue hasta la llegada de la peste negra, que la muerte de estos animales freno un poco, por las preocupaciones mayores.

Los gatos negros son felinos adorables, con claros poderes mágicos que no implican que este sea malvado. Pueden percibir entidades y malas vibras, además de ser seres protectores y muy conocedores.

El Gato negro Bombay, Siamés o de cualquier raza, no transmite mala suerte en ningún momento, de hecho suelen ser los más nobles y leales.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EL GRAN LIBRO DE LOS AMULETOS Y TALISMANES DE TODOS LOS SIGNOS ZODIACOS

[completamente GRATIS]
Tan solo indica tu email y dale al botón de DESCARGA
DESCARGA
Respectamos tu Privacidad
close-link