Los demonios del infierno, todo lo que no sabias y más

Dentro de la cultura cristiana no existe tema tabú a la vez sea tan interesante como los demonios del infierno.

¿Qué son los Demonios exactamente? ¿Qué hacen? ¿Cuál es su jerarquía? Y ¿Cómo se pueden invocar?

Estas son algunas de las preguntas que trataremos de contestar en este artículo el día de hoy.

Los demonios del infierno

¿Qué son los demonios?

De acuerdo a la mitología cristiana los demonios son entendidos como ángeles caídos. Ellos desobedecieron y se rebelaron contra el reino de los cielos.

Asimismo, el primer Ángel en convertirse en demonio fue un arcángel conocido como Luzbel y Lucifer. Debido a su orgullo fue lanzado para siempre a los infiernos.

Con él bajó un tercio de las armadas de los Ángeles que decidió seguirlo. Esta referencia se encuentra reflejada en la biblia, en el libro de Apocalipsis (12, 7-10).

En ella se cuenta que el cielo comenzó una batalla: Miguel y sus ángeles estaban peleando contra los monstruos. Los monstruos se defendieron con el apoyo de los ángeles, pero no pudieron resistir. De esa forma los demonios fueron enviados al infierno.

¿Qué hacen los demonios del infierno?

  • Generar visiones y frases físicas o ficticias (frases no intelectuales).
  • Disfrazar el éxtasis (producir cortes de energía sobrenaturales).
  • Produce brillo en el cuerpo y ardor agudo en el corazón. Hay múltiples ejemplos de «lámparas incandescentes demoníacas».
  • Produce una sensación suave y sensible.
  • Incluso puede curar algunas enfermedades extrañas causadas por su acción demoníaca de inmediato.
  • Producen estigmas y otros fenómenos misteriosos corporales y sensibles, como olores suaves, coronas, anillos, etc.
  • El diablo no puede abolir la ley de la gravitación universal. Pero puede simular este milagro con la ayuda invisible de sus fuerzas naturales.
  • Puede mover el objeto fuera de nuestra vista colocando un obstáculo entre el objeto y la luz. O crear una impresión subjetiva completamente diferente en nuestro equipo visual.
  • Al colocar un obstáculo invisible entre el fuego y el objeto, el objeto puede arder.

¿Qué cosas no pueden hacer los demonios del infierno?

  • No pueden producir cualquier forma de fenómeno sobrenatural. Aunque si impresionan dado su esencia angelical remanente de su origen.
  • No pueden crear sustancia o materia alguna. Solo Dios puede crear materia de la nada. Ellos pueden manipularla, pero no hacerla.
  • No pueden Resucitar a los muertos. Solo puede simular la resurrección de alguien. O provocar un estado obvio de muerte en él para producir su maravillosa fantasía de resurrección.
  • No pueden Curar las heridas o llagas profundas de inmediato.
  • teletransportar instantánea real.
  • no puede hacer profecías. Aunque el diablo puede simularlo con la ayuda de predicciones naturales, fórmulas ambiguas o mentiras audaces. Las predicciones estrictamente hablando han superado la maldición.
  • No puede predecir el futuro. Pero puede manipular a través de razonamientos y conjeturas.
  • Un demonio del infierno no puede producir dentro de nosotros fenómenos puramente intelectuales o volitivos. Hemos señalado la razón anteriormente: en nuestra alma, nadie más que Dios puede penetrar directamente.

¿Qué tipos de demonios existen?

En la demonología cristiana, el ocultismo e incluso la magia del Renacimiento, hay muchos tipos de demonios.

El sistema de clasificación se basa en:

  • La esencia del demonio del infierno.
  • El pecado que usa para tentar a la gente.
  • El mes en que su poder es más fuerte.
  • Es el santo de su oponente, u otras características.

Cabe señalar que según cada autor que hizo este tipo de clasificación, el campo de cada demonio es muy diferente. También se puede ver que diferentes autores tienen elecciones y clasificaciones de demonios muy diferentes.

Los príncipes demonios del infierno

El jesuita Peter Binsfeld formuló la clasificación de los demonios basada en siete pecados capitales en 1589. A partir de ella, se estableció los llamados «Siete Príncipes del Infierno»:

Lucifer

Lucifer representa al ángel caído según la tradición cristiana. Este es un ejemplo de la belleza y la sabiduría que lleva el orgullo al infierno.

Si Lucifer y Satanás tienen la misma identidad o si se distinguen entre las dos identidades es un poco confuso. Según las palabras del famoso exorcista P. Gabriele Amorth. Lucifer es el nombre propio del segundo demonio más importante en la jerarquía de demonios.

Mammón

En la Biblia, Mammon fue personificado como un símbolo de riqueza en Lucas y Mateo. La descripción de Mammon es algo similar a los dioses griegos Hades. Puede basarse en el hasta cierto punto, especialmente porque Plutón y Hades son los custodios de la tierra. Se le asocia con el lobo asociado y la codicia medieval.

Asmodeo

Asmodeus, un conocido demonio, aparece en el Nuevo Testamento o Tobías. Aunque no es parte del Antiguo Testamento protestante o judío, sino parte de los católicos. Esto también se menciona en el «Talmud» y las monografías sobre demonología. Su origen es el zoroastrismo de los persas.

Satanás

Es el líder de los ángeles caídos y el enemigo de Dios, especialmente en la religión de Abraham. A menudo confundido con Lucifer. En el satanismo con dioses, Satanás es visto como una fuerza positiva y un dios para ser adorado.

En el satanismo Laveyano, Satanás se considera una celebración del carácter. En «Apocalipsis», se describe la batalla en el cielo entre ángeles liderados por el arcángel Miguel y el «dragón».

Belcebú

En la literatura cristiana, según los antiguos hebreos, se usaba para representar a dioses extranjeros de una manera maligna. Y se usaba para referirse al príncipe demonio. Existe la tradición de que Lucifer, Satanás y Belcebú constituyen los tres gigantes que gobiernan el infierno y sus legiones. Se originó en el dios filisteo Baal Seabaoth adorado en Ekron.

Leviatán

La interpretación cristiana del Leviatán a menudo lo piensa como un demonio conexo con Satanás o el diablo. En la demonología medieval, Leviatán es una especie de monstruo de agua. Intenta poseer a los humanos y hace que sea difícil exorcizarlos.

Belfegor

Belfegor es un demonio que facilita a la gente hacer invenciones. Y de esa forma atrae a la gente con ingeniosos inventos que deberían traerles riqueza. Se le representa de diversas formas. Como una mujer joven y bella, o un demonio con cuerpo deportivo, barba, cuernos afilados y uñas. Belfegor se originó en Asiria y está con el dios moabita Baal-Peor.

La jerarquía demoniaca

En 1613, Sebastien Michaelis escribió un libro que incluía una clasificación de demonios infernales. La clasificación está basada en las jerarquías pseudo-dionisas. Esto quiere decir que están según los pecados con los que tienta el demonio.

Primera jerarquía

La primera jerarquía incluye a los ángeles, serafines, querubines y trono.

Beelzebub es el príncipe de Seraphim, solo superado por Lucifer. Beelzebub, junto con Lucifer y Leviathan, es el tercer ángel caído. Seduce a la gente con orgullo y se opone a San Francisco de Asís.

Leviatán también fue príncipe de los serafines, atrae a la gente a la herejía y se opone a San Pedro.

Asmodeus es también el príncipe de Seraphim, seducido por un fuerte deseo. Se opuso a San Juan Bautista.

Barberis es el príncipe de los querubines. Induce a los hombres a cometer asesinatos, riñas, disputas y blasfemias. San Bernabé se le opuso.

Astas es el príncipe del trono, usa la pereza para seducir a la gente y oponerse a San Bartolomé.

Verrine seguía siendo el príncipe del trono, justo debajo de Astaroth. Tienta con impaciencia a los hombres y se opone a Santo Domingo.

Grésil es el tercer príncipe del trono, utiliza objetos diversos para seducir a los hombres y oponerse a San Bernardo.

Sonnion es el cuarto príncipe en el trono e induce a la gente a odiarse y oponerse a San Esteban.

Segunda jerarquía

La segunda jerarquía incluye Poderes, Dominios y Virtudes.

Carreau es el príncipe de los grandes poderes. Sedujo a los hombres de corazón fuerte y se opuso a San Vicente Ferrer.

Carnivale también es el rey del poder. Tentó a los hombres de una manera obscena y desvergonzada y se opuso a Juan el Evangelista.

Oeillet es el príncipe del dominio. Tentó a la gente a romper la promesa de la pobreza y se opuso a San Martín.

Rosier ocupó el segundo lugar en el Dominion. Tienta a los hombres a oponerse a la pureza sexual y la san Basilio.

Berrias es el príncipe de la virtud. Utilice hombres arrogantes para atraer y mujeres vanidad para atraer a los niños al capricho y la charla trivial. San Francisco de Padua.

Tercera jerarquía

La tercera jerarquía incluye Principados, Arcángeles y Ángeles.

Olivier es el príncipe de los arcángeles. Usó medios crueles y crueles para atraer a los pobres y se opuso a San Lorenzo.

Loiret es el príncipe de los ángeles. En la época de Michaels, se cree que Loiret son los restos de las hermanas Madeleine Banfen.

Villier es el príncipe del ducado. Tentó a la gente a oponerse al juramento de obediencia y a oponerse a San Bernardo.

A parte de esto:

La llave menor de Salomón es un libro de hechizos del siglo XVII. Se considera uno de los libros de demonología más populares. Este libro afirma haber sido escrito por el rey Salomón, aunque ciertamente esto es incorrecto.

La llave menor de Salomón contiene una descripción detallada de demonios y los hechizos necesarios para invocarlos. Así como lo que debe hacer el conjurador (aquí llamado exorcista) para imponerles su voluntad.

La primera parte se llama «ars goetia» y contiene descripciones de los 72 demonios que Salomón afirma haber llamado. El mismo los encerró en una vasija de bronce sellada mediante símbolos mágicos, y que obligó a trabajar para él.

¿Cómo se puede invocar un demonio del infierno?

  • Conozca al demonio al que quiere llamar.
  • Es importante tener un propósito específico y saber exactamente por qué está llamando a este demonio particular.
  • Cuando buscamos ayuda de los demonios, se recomienda brindarles algo de ofrenda.
  • Nunca aceptes lo que no puedes hacer.
  • Comprender cómo planificar la comunicación con los demonios.
  • Debe cumplir con la etiqueta al menos las primeras noches hasta que mantenga contacto con la entidad.
  • Las ceremonias deben realizarse de acuerdo con las instrucciones. Hasta mantener una relación con el demonio.

Como establecer contacto

Hay diferentes niveles de experiencia en contacto con demonios:

Telepatía:

El diablo se comunica con nosotros a través de pensamientos. Con la telepatía, las palabras del diablo aparecen ante nosotros en forma de pensamientos.

Evocación completa:

Vimos y escuchamos a un demonio. Esto les sucede a las personas más abiertas.

En forma de energía:

Lo llamamos la energía del diablo. Esto es poderoso y emocionante. Estamos inmersos en un halo poderoso. Durante este tiempo, escucharemos hablar al demonio y, además, podremos verlo.

Mediante objetos:

Durante la llamada, el demonio apareció y nos habló a través de objetos. Por ejemplo, reflejos en espejos, humo denso u otras formas. Esto es lo mejor para principiantes.

Contacto tangible:

Los objetos en la habitación se mueven y hay evidencia física de que el demonio ha dado un paso adelante.

¿Cómo se hace?

Necesario:

  • Un lugar tranquilo donde no te molesten durante la ceremonia.
  • Incienso de alta calidad con aroma. Recomiendo usar cualquier incienso nuevo para probar antes de la ceremonia, porque el incienso barato insultará el espíritu.
  • Una o más velas negras o azules. El negro es la elección correcta, pero si no tiene azul, también es eficaz. Además, si es posible, consiga la vela del color específico del demonio que se va a convocar. Si no se encuentra el color específico, use el color más cercano.
  • Juegas el papel del diablo
  • Una vez procesado el sigilo, busque un lugar seguro, preferiblemente en su propio diario o papel negro. Trate siempre esta marca con un alto grado de respeto y nunca la queme. Se puede volver a utilizar.
  • No es necesario un círculo de «nueve pies». Los demonios odian los círculos y puedes irte sin permiso porque son ofensivos e insultantes. Respeta al diablo y obtendrás lo mismo. Estos círculos son usados ​​por el diablo que convoca al diablo para controlarlos, en lugar de «escapar» o atacarnos.
  • Copie, imprima o dibuje la marca del demonio para ser citado en papel. Lo importante es que estés solo y no te molesten en ningún momento. Cierra los ojos y haz tu mejor esfuerzo para imaginar las huellas en tu corazón. Cuando lo vea vívidamente, recitará el nombre del diablo repetidamente o en voz alta.

Cantico a realizar:

Señor Satanás, por tu gracia,

concédeme, el dominio de crear en mi mente y ejecutar esto que deseo inventar,

el objetivo que alcanzaría gracias a ti.

Oh excelso Satán, el único auténtico Dios que vive y reina eternamente y para siempre.

Te suplico provocar a ________ (nombre del demonio) a revelarse tras de mí

para que él pueda darme auténticas e indiscutibles respuestas,

así pues, podría cumplir mi ansiado objetivo, a condición de que sea adecuado para su trabajo.

Esta es una cortés y sumisa petición en tu nombre,

Señor Satán, puedes juzgarme dignamente, padre.

Después la oración, consideración final

Después de interceder ante Satanás, debes sentir la energía. Esta es una buena señal y debes continuar. Si por alguna razón el demonio no responde, inténtelo de nuevo más tarde.

Para que aparezca el demonio, muchas personas tienen que probar el ritual más de una vez. A veces, el demonio reacciona, pero muchas personas no se dan cuenta. Busque coincidencias y cosas únicas. Date cuenta de que las pequeñas cosas lo son todo.

Exprese siempre gratitud y aprecio por el servicio del demonio. Algunas ideas promueven demonios, van en contra del cristianismo. Puedes trabajar para mejorar las enseñanzas de Satanás u otros servicios que todos pueden planificar.

Finalmente, están a favor de la evolución espiritual y la sabiduría. No busques vender tu alma, hacer sacrificios o mostrarles dedicación.

Satanás es el egoísmo supremo, haciéndose un dios. Si no funciona, significa que no está preparado física, mental o mentalmente.

No trates de usar a estos demonios como esclavos, mentirles o tratarles mal. No intente pedir a Dios su protección durante el ritual.

Esto es ofensivo e inútil, además, son vidas creadas por Dios mismo.

Siempre debes tener en cuenta que si lo haces bien ellos lo harán. Si dices la verdad, dirán la verdad. Pero si mientes y eres malvado, ellos también lo harán. Además, no llames a los demonios para que digan tonterías, ya que esto puede insultar a otros.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

EL GRAN LIBRO DE LOS AMULETOS Y TALISMANES DE TODOS LOS SIGNOS ZODIACOS

[completamente GRATIS]
Tan solo indica tu email y dale al botón de DESCARGA
DESCARGA
Respectamos tu Privacidad
close-link